Tres perros dieron a Sergio Ramos el susto de su vida


2017-10-24 10:10 Deportistas Por: Sergio Fernández

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, vivió una de las anécdotas más desagradables de su carrera deportiva cuando apenas era un niño. El futbolista sevillano esperó durante horas a su padre o a su hermano para que le recogieran en la ciudad deportiva del Sevilla, se hizo de noche y unos perros le dieron un buen susto… Por suerte, todo tuvo un final feliz.

“Era una tarde de invierno, que oscurece antes. Sobre las 18:00 horas ya es de noche y nosotros entrenábamos a las 16:00 y a las 17:00 o así estábamos fuera. Algunos compañeros me dijeron si me acercaban, pero les dije que no porque iba a buscarme mi padre o mi hermano. Empezaron a pasar las horas, y no es que me asustara, pero sí me imponía un poco de respeto. La ciudad deportiva está al lado de las 3.000 viviendas, por la noche entraban coches a intimar… Y mi padre pensaba que tenía que venir mi hermano y viceversa”, recordó Ramos en una entrevista.



Pero lo peor estaba por venir: “De repente a lo lejos vi dos Rottweiler y un Boxer. Me asusté, salí corriendo y me subí a un árbol. Y los perros detrás mía. Tuve suerte de que pasó el guardia de seguridad dando la vuelta de vigilancia y desde el árbol le pegué un silbido. No sabía dónde mirar, hasta que al final ya vio que estaba en el árbol. Guardó los perros y ya llamamos a mi padre”, explicó el sevillano. Un día que Sergio recuerda como si fuera ayer a pesar de que han pasado ya aproximadamente 20 años desde que sucedió.