Por eso dimitió Camacho del Real Madrid a los 10 días: "Era un peligro ese vestuario"


2021-06-01 00:06 Deportistas Por: Nuria García


Su mano dura no encajó con los jugadores


Puede que muchos no recuerden el paso de Camacho por los banquillos del Real Madrid. Su figura se hizo mítica como jugador blanco y luego se recuerda su labor al frente de la selección nacional.

Sin embargo, después de caer eliminados de forma polémica en el Mundial de Corea y Japón 2002, dejó el cargo. Y dos años después aterrizaba en el Bernabéu tras su paso por el Benfica.



Llegaba a un vestuario cargado de estrellas con el objetivo de conjugarlas a todas y mejorar los resultados de la temporada anterior.

Y es que el Madrid perdió la final de la Copa del Rey frente al Zaragoza. Cayó en Champions en cuartos frente al Mónaco. Y en Liga solo pudieron acabar en cuarta posición.



Pero contaba con una gran plantilla. Zidane, Figo, Ronaldo, Beckham, Raúl, Roberto Carlos… a su disposición tenía a los mejores jugadores del mundo. Pero algo no terminó de encajar y abandonó el puesto a los 10 días.

Y es que Camacho llegó con una mano dura que no gustó en el vestuario como confiesa Roberto Carlos. “Era un peligro ese vestuario. Siempre lo controlamos bien, teníamos buena relación... menos con Camacho, que aguantó diez días".

Y es que el vestuario tenía sus propias reglas. “Los entrenamientos de los lunes y a veces los de los martes eran a las 17. No los ponían a las 11 porque nadie llegaba". Camacho intentó cambiar eso como asegura. Y es que en una ocasión dijo “quiero a todo el mundo mañana a las 7 acá”.

Los excesos de los jugadores

El brasileño ha confesado algunos de los excesos del vestuario. “Teníamos la costumbre de llegar a la concentración, dejar las valijas en el cuarto y antes de cenar tomar nuestras cervezas y vinos”. Además de no privarse de lujos, “eran vuelos privados a todos los lados".





Comenta con Facebook