El oscuro pasado de Elvis: sexo, drogas y violencia


El oscuro pasado de Elvis: sexo, drogas y violencia
2016-08-28 19:08 Celebrities Por: Ana González



Elvis Presley se ha convertido en toda una leyenda de la música, pero como todas las leyendas tiene también una parte oscura. La suya es ahora revelada por la que fuera su pareja, Linda Thompson, quien en el libro Little thing called life desgrana las miserias del artista.

Linda conoció a Elvis con tan sólo 22 años y no podía imaginar el infierno que iba a pasar junto al Rey del Rock. Desde un primer momento la joven Linda se encontró con un Elvis que consumía pastillas como algo habitual y al que le mataban los celos, llegando a prohibirle hablar o mirar a cualquier hombre. A todo esto se sumaría la obsesión con el sexo, una virginal Linda tuvo que complacer al cantante viendo una dura película porno, mientras sentía cómo éste le pedía de alguna manera que hiciera lo mismo con él.



Pero, lo peor estaba por llegar, una mezcla explosiva de drogas y violencia dominaba a Elvis. La joven tuvo que soportar que su pareja disparara a su cuarto de baño, quedando la bala tan sólo a unos cuantos centímetros de ella. También bajo los efectos de las drogas, presenció una exhibición del artista junto a su espada samurái, un momento en el que Linda temió por su vida.

Pero el día que pudo ver su faceta más agresiva, fue cuando arremetió contra un miembro de su banda, quien creía que le había robado las fotografías de una ex novia de contenido sexual.



Por si todo esto fuera poco, Elvis vivía en completa dependencia de las drogas. Algo que Thompson pudo confirmar en dos ocasiones. Una en la que lo pilló llenándose los bolsillos de pastillas en la consulta de un dentista y otra en la que el cantante le pidió que le inyectara vitaminas. En ese momento descubrió una gran cicatriz fruto de los pinchazos, que sabía que no eran sólo de medicamentos para reponer la fuerza. Elvis necesitaba pastillas para dormir, levantarse y para tenerse en pie en el escenario.

El aspecto físico también habría sido uno de los problemas del cantante. A los 40 se obsesionó con la cirugía plástica y las dietas. Un doctor le recetó unos sedantes que le permitían adelgazar a base de estar completamente sedado durante el día, algo que acabó por dejarlo totalmente inconsciente y en el hospital en más de una ocasión.

Pero lo que terminó con su relación fueron las infidelidades. Linda sospechaba de ello y así se lo hizo saber a Elvis, quien le golpeó por sospechar de él. El tiempo se lo acabó confirmando, pues encontró al cantante en el cuarto de su hija junto a una mujer del servicio. En ese momento abandonó al que había sido su pareja.

Tan sólo ocho meses después recibió la amarga noticia de la muerte de Elvis




Comenta con Facebook