El momento más duro en la carrera de Sara Sálamo


2018-02-25 11:02 Famosos Por: Sergio Fernández

La novia de Isco Alarcón, la actriz Sara Sálamo, se está convirtiendo en los últimos tiempos en una de las mujeres más conocidas en nuestro país. La joven no deja de aparecer en los medios de comunicación, y escarbando un poco en su pasado hemos encontrado una de sus anécdotas más duras: cuando comenzó a rodar Arrayán.

Arrayán fue mi primera serie con un personaje fijo. Yo no era consciente del ritmo de trabajo que se lleva en una serie diaria… Así que los primeros días no sólo me pilló por sorpresa, sino también desentrenada”, contaba hace unas semanas en su blog la novia de Isco, que recuerda que “tenía en torno a nueve secuencias al día, de cuatro o cinco páginas cada una”. Para una actriz novel como ella, fue realmente duro.



Tanto es así que confiesa que llegó a pensar en arrojar la toalla: “Después de doce horas de rodaje, tenía que llegar al hotel y estudiar más de treinta páginas mientras sentía el cerebro medio muerto. Los primeros días me llegué a sentir tan incapaz que llegué a pensar en fingir que estaba enferma por miedo a no cumplir con el objetivo”, admite la tinerfeña. 

No obstante, no fue así y salió adelante con mucho esfuerzo, algo que le ha servido para ir haciéndose un nombre como actriz: “La buena noticia es que al final todo sale, y conseguí meterme todo aquello en la sesera. Además, día tras día me resultaba más fácil la tarea. Arrayán no sólo fue un máster de interpretación, sino un gimnasio mental”, concluye Sara, que poco a poco va haciendo más series y películas y empieza a ser una profesional reconocida en su gremio.

Clica sobre la foto para ver la galería de
Sara Sálamo