El imborrable recuerdo de Marcelo con su compañero Modric


2017-04-23 00:04 Deportistas Por: Sergio Fernández

Marcelo confesó en su paso por el programa Campo de Estrellas, en Realmadrid TV, que cada vez que ve a Luka Modric se acuerda de su abuelo y de uno de los momentos que marcaron su trayectoria deportiva. El futbolista brasileño confesó una anécdota que, de no haberse producido, podría haber truncado su carrera.

“Creo que nunca se lo he dicho a nadie. Ni a Clarice, ni a Caio, ni a nadie. Cuando veo a Luka Modric yo me acuerdo de mi abuelo, porque la bandera de la selección que había allí era de Croacia. Ese día fue increíble”, recuerda Marcelo, contando cómo su abuelo consiguió gracias a una máquina tragaperras el dinero necesario para poder seguir llevándole a entrenar a Xerém, una localidad a 50 kilómetros de donde vivía. De no haber sido por eso, probablemente habría tenido que dejar el fútbol.



La suerte muchas veces influye en el destino de las personas, y en el caso de Marcelo un golpe de fortuna convirtió a su abuelo en el hombre más feliz del mundo. No por él, sino porque sabía que todo el esfuerzo que había hecho su nieto terminaría mereciendo la pena. Aunque su mayor apuesta, la de ver al actual segundo capitán del Real Madrid triunfando como futbolista, fue la que más satisfacción le dio.