El feo más horrible de Georgina a la madre de Cristiano Ronaldo


2017-11-17 11:11 Deportistas Por: Sergio Fernández

La prensa portuguesa no deja de publicar más y más informaciones que confirmarían la pésima relación entre Georgina Rodríguez y Dolores Aveiro, la novia y la madre de Cristiano respectivamente. Sin embargo, la última de ellas deja en mal lugar a la primera en lugar de a la segunda, supuestamente responsable del problema. Y es que al parecer Gio se negó a que su suegra estuviera en el parto de Alana Martina

“La relación tensa entre Dolores Aveiro y Georgina Rodríguez culminó en un momento polémico el día del nacimiento de Alana Martina. En guerra con su suegra, Gio no quiso que la madre de Ronaldo estuviera presente en el parto, autorizando sólo la presencia de su familia, en particular de su madre”, asegura Correio da Manha. Esta decisión de Georgina habría terminado de romper las relaciones entre ambas.



La madre de Cristiano Ronaldo no se ha esforzado por negarlo con sus últimos movimientos en las redes sociales, donde posó sola en el hospital para confirmar que había conocido a su nieta y posteriormente compartió una foto con Eva y Mateo, los dos mellizos de su hijo, mientras Alana Martina dormía fuera de escena. Dos instantáneas que han generado más habladurías al respecto de este caso.

Dolores Aveiro no aguanta más en la capital de España

La madre de Cristiano RonaldoDolores Aveiro, no seguirá más en Madrid. Así lo asegura la prensa portuguesa, que desvela que la matriarca del clan Aveiro se estaría planteando regresar a su isla natal, Madeira, para pasar allí un tiempo con su pareja, José Andrade. Al parecer, el hecho de que Georgina prefiera hacerse cargo por sí misma de los tres hijos recién nacidos de Cristiano ha sido decisivo.

Según ha desvelado Correio da ManhaDolores Aveiro está preparando las maletas tras conocer a su nieta, Alana Martina. La madre de Cristiano estaría pensando en alejarse del problema que tiene con Georgina Rodríguez, su futura nuera, con una espantada rumbo a Madeira. Al parecer, Dolores y su pareja podrían quedarse un tiempo en su isla natal a pesar del trabajo que dan tres niños recién nacidos.

Dolores fue para Madrid para ayudar a Georgina con los bebés, pero Gio ha dejado claro que no la necesita”, asegura una fuente cercana a la familia. La novia de Cristiano Ronaldo ha tomado posesión del cargo de madre no sólo con Alana Martina y los mellizos, Eva y Mateo, sino también con Cristiano JrRonaldo quiere que sea ella la que le ayude a educar a sus hijos y ya no queda hueco para Dolores en ese sentido, por lo que la abuela habría tomado así la dura decisión de abandonar España. El tiempo dirá si se trata de algo temporal o definitivo, en caso de que se confirme. Veremos.

La madre de Cristiano echa más leña al fuego

La madre de Cristiano Ronaldo, lejos de apagar la polémica de su presunto desencuentro con la novia del futbolista, Georgina Rodríguez, se dedica continuamente a echar más leña al fuego. Dolores Aveiro volvió a publicar una foto en Instagram que suena a provocación para su futura nuera. O es muy torpe con sus publicaciones o realmente está demostrando que los rumores son verdad.

Los problemas entre Dolores Aveiro y Georgina Rodríguez continúan dando que hablar. Aunque son muchos los que creen que no es más que una invención de la prensa portuguesa, lo cierto es que el comportamiento de la madre de Cristiano Ronaldo invita a pensar en que hay más verdad de la que parecía en dichas especulaciones. Y es que Dolores, lejos de calmar las aguas, se dedica a echar más leña al fuego continuamente. Primero fue su foto en el hospital dos días después del nacimiento de Alana Martina, y este miércoles se coronó con una foto con los mellizos.

“Buenos días, mirad a quiénes me he encontrado despiertos mientras su hermana nueva está durmiendo”, escribió en Instagram junto a una foto con Eva y Mateo en brazos. Con Alana Martina, en cambio, todavía no la hemos visto. Ni tan siquiera se ha dignado Dolores a hacer mención alguna a Georgina en sus publicaciones en redes desde el pasado domingo, día en que nació la pequeña. Sería muy fácil acabar con los rumores compartiendo una foto juntas o un simple guiño, pero parece ser que el río que está sonando desde hace semanas lleva agua… y a rebosar.