Tinder, medalla de oro en los Juegos Olímpicos


2016-08-11 16:08 Deportistas Por: Ana González

La Villa Olímpica, el lugar donde se hospedan los atletas durante los Juegos Olímpicos, se puede imaginar como un remanso de paz y tranquilidad, en el que los deportistas se concentran para competir al más alto nivel. Pero las últimas noticias nos muestran la cara oculta de las Olimpiadas. Lejos de lo que podíamos pensar, el sexo es uno de los protagonistas de la Villa yTinder el mejor material deportivo para ligar.

Hace semanas se despertó la polémica por la cantidad de preservativos que repartiría el Comité Olímpico. 550.000 preservativos, lo que daba una media de 42 por deportista. Una cantidad que pareció, en principio, exagerada. Pero según las últimas noticias, puede ser que no lo fuera tanto. La Villa Olímpica se encuentra en el centro de la polémica, en lo que a escándalos sexuales se refiere. Muchos deportistas aprovecharían su estancia para ligar, como así lo demuestra el uso de Tinder que se ha registrado. Desde los comienzos de los Juegos Olímpicos, el uso de la aplicación en la Villa ha aumentado un 129% y aún se espera más, como ha expuesto Rosette Pambakian, de Global Communications & Branding.



Y es que son muchos los deportistas que utilizan la aplicación. Algunos, como el nadador Ryan Lochte, no tienen ningún inconveniente en reconocerlo. En una entrevista a la revista Cosmopolitan, desveló que le encantaba Tinder y que lo estaba usando durante la competición. Además señaló que ya en los Juegos de Invierno en Sochi, le habían contado que tuvo muchísimo éxito. Otros atletas como Giuseppe Vicino, italiano que compite en remo, Cornela Groot, frontenista de Dinamarca, o Anna Wierzbowska, también remera de Polonia, han sido cazados en Tinder

Se ve que la aplicación hace mucho más sencillo el conocer a gente. Los atletas disponen de su propia aplicación, Atlethe Hub, donde pueden colgar sus fotos entrenando, haciendo deporte, etc., pero que también algunos utilizan para ligar. Una polémica sobre el sexo y el ligoteo en la Villa Olímpica, que ya dio que hablar en su momento. Durante los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, fueron varios los escándalos que salieron a la luz. Algunos deportistas han hablado sobre el tema, contando cómo llevaban a sus habitaciones a personas ajenas a los Juegos, incluso, como contó Hope Solo, se llegó a ver a gente teniendo sexo en la calle. Por lo que parece el deporte no es el único motivo para ir a los Juegos Olímpicos. Queda claro que los deportistas tienen también otro tipo de diversiones y Tinder se lo facilita. 


Comenta con Facebook