¿Por qué no fue a la universidad la novia de Cristiano Ronaldo?


2017-10-24 11:10 Deportistas Por: Sergio Fernández

La novia de Cristiano Ronaldo, Georgina Rodríguez, tomó en su adolescencia una de las decisiones más importantes de su vida: dejar los estudios. La joven no sabía qué le depararía el destino, pero tenía muy claro a qué quería dedicarse.

Hace unos meses, salió a la luz la carta que Georgina Rodríguez publicó en un foro para encontrar trabajo. La joven, que estaba trabajando como niñera de unas gemelas en Bristol (Inglaterra) buscaba una nueva familia porque con la que se encontraba iba a mudarse al extranjero. Fue este dato el que más llamó la atención mediática en ese momento. Sin embargo, había mucho más.



Y es que en aquella carta Georgina explicaba las razones por las que no había ido a la universidad: “No he ido a la universidad para convertirme en bailarina profesional de ballet en la escuela de Jaca”, explicaba Georgina, que quería pelear por su sueño hasta las últimas consecuencias. Finalmente no lo ha logrado, al menos por el momento, pero sí ha conseguido un empleo en otro mundo que le apasiona, el de la moda. Conocer a Cristiano Ronaldo ha sido clave en su porvenir…

Así te contamos el pasado de Georgina Rodríguez

La prensa sensacionalista inglesa ha estado indagando en la vida de la novia de Cristiano RonaldoGeorgina Rodríguez, hasta encontrar una información que hasta ahora no se había hecho pública. Según The Sun, la joven estuvo trabajando en Londres como niñera antes de conocer al jugador portugués.

Según publica el tabloide británico, Gio publicó un anuncio para encontrar trabajo en Londres en octubre de 2015. La joven se ofrecía como niñera e incluso como empleada doméstica si era necesario, ya que la familia de acogida con la que se encontraba iba a marcharse a otro país. Su intención era conseguir otra familia con la que poder convivir y sacar dinero cuidando niños o haciendo tareas de la casa. Una prueba evidente de que Gio siempre se ha sabido buscar la vida.

“Actualmente estoy viviendo en Bristol, Reino Unido, con mi familia de acogida, al cuidado de sus hijas gemelas. Ha sido una experiencia muy agradable para mí teniendo en cuenta que era mi primera vez como canguro. Mi familia está mudándose a otro país y espero encontrar otra gran familia de la que formar parte y compartir buenos recuerdos”, comenzaba la novia de Cristiano.

“Mi Inglés es básico, pero quiero esforzarme al máximo para ponerme al día tan pronto como sea posible. Me considero una chica inteligente, y estoy segura de que voy a ser capaz de comunicarme fácilmente en un par de meses. Además, no tengo ningún problema con poder ayudar en las tareas del hogar”, continuaba Georgina, que por este trabajo podía obtener un máximo de 100 libras a la semana, pero al menos conseguiría pensión completa con su familia de acogida.

Las cosas han cambiado mucho para Georgina en el último año y medio. Tuvo la fortuna de encontrar trabajo en Gucci a su regreso a España, y a raíz de eso conoció a su actual pareja, el mejor futbolista del mundo. Georgina siempre ha sido una currante, siempre se ha esforzado por salir adelante sin necesidad de nadie. Y su relación con Cristiano mantiene el mismo guión: ni mucho menos es una mantenida. Y por eso sigue trabajando a pesar del pastón que gana el futbolista.

Georgina también trabajó en un bar de copas

Georgina Rodríguez, novia de Cristiano Ronaldo, se ha convertido en una mujer famosa de la noche a la mañana por su relación con el futbolista del Real Madrid. Eso ha llevado a que surjan numerosas informaciones sobre su pasado, entre ellas a qué se dedicó en Inglaterra en los últimos meses antes de conocer al luso. Ahora, te desvelamos también qué hizo antes de marcharse de su pueblo natal, Jaca.

La joven creció en la localidad aragonesa, donde desde joven intentó buscarse la vida. Así, siendo prácticamente una adolescente comenzó a trabajar en uno de los locales más conocidos del pueblo, el bar Sansanet. Se trata de un bar de copas muy frecuentado por gente joven en Jaca. Sin embargo, Gio pronto se dio cuenta de que quería hacer algo más que trabajar como camarera y por eso emprendió una nueva aventura en Londrescon el paso del tiempo.

En la siguiente galería (accede desde aquí) puedes ver cómo es el lugar en el que Georgina comenzó a componer su actual currículum laboral. Fue aquí donde seguramente tomó sus primeras copas y también donde comenzó a forjarse un camino en la vida con el sudor de su frente. ¡No te lo pierdas!


Comenta con Facebook