Los escándalos de Michael Phelps, abanderado de EE.UU.


2016-08-05 19:08 Deportistas Por: Ana González

El abanderado de Estados Unidos para los Juegos Olímpicos de Río, Michael Phelps, está dando, y mucho, que hablar. El nadador cuenta con una larga lista de escándalos, que incluye detenciones, encuentros sexuales, drogas y alcohol, por lo que su elección está siendo muy cuestionada.

Phelps ha sido detenido en dos ocasiones por conducir bajo los efectos del alcohol. La primera, cuando sólo tenía 18 años, por lo que fue juzgado y obligado a pagar una multa, además de dar unas charlas sobre los peligros del alcohol y las drogas. La segunda vez, ya en el año 2014, en el que le retiraron el carné de conducir durante noventa días.  Pero éstas no son las únicas polémicas de Phelps, en 2009 fue fotografiado consumiendo marihuana. Unas imágenes que el deportista intentó, sin éxito, comprar para que no salieran a la luz y que le costaron perder a su mejor patrocinador, Kellogs.



Unas adicciones que el nadador ha intentado dejar a través de la terapia y la rehabilitación. Un periodo oscuro de su trayectoria en el que pensó, incluso, en quitarse la vida. Al alcohol y las drogas, se suman los escándalos sexuales. Las compañeras de cama de Phelps no se caracterizan por su discreción y no se han cortado a la hora de hacer públicas sus relaciones. La ambigua Taylor L. Chandler compartió cama con el nadador tras encontrarse en Tinder y sus calientes conversaciones salieron a la luz.

También la dominatrix Kim Petro dice haberse acostado con Phelps, llegando a contar detalles de sus encuentros, como la afición del nadador a los látigos. Y por si no fuera bastante, la relación con su pareja Nicol Johnson es también de lo más polémica. Desde que se conocieron en 2009 ha protagonizado más de una ruptura. Pero a pesar de todos los escándalos, Michael Phelps es el deportista con más medallas olímpicas del mundo, razón por la que se podría justificar su elección.


Comenta con Facebook