¿Le ha comido la lengua el gato a James Rodríguez?


2017-08-01 16:08 Deportistas Por: Sergio Fernández

El ex futbolista del Real Madrid James Rodríguez no ha dicho ‘esta boca es mía’ desde que su ya ex esposa, Daniela Ospina, anunciara su separación en las redes sociales hace unos días. El jugador colombiano ha frenado el ritmo de publicaciones en Instagram y se centra en el fútbol para olvidar el peor trago de su vida.

James Rodríguez no quiere dar explicaciones sobre su vida privada y no tiene intención de hacerlo. El jugador del Bayern se encuentra centrado en prepararse para la nueva temporada con su nuevo equipo, con el que estará dos años cedido, y por este motivo ha preferido guardar silencio tras conocerse su divorcio de Daniela Ospina. El crack cafetero intentará no tener que hablar sobre ese asunto.



Y la mejor manera es dejar que pase algo de tiempo antes de regresar a las redes sociales. En el momento de escribir esta nota, el futbolista lleva cinco días sin hacer ninguna publicación en Instagram y al igual que su ex esposa ha eliminado la opción de comentar en sus últimas fotos publicadas en la red social. Lo único que quiere es que le dejen tranquilo y superar el bache personal jugando al fútbol.

Su ex esposa sí ha hablado tras el divorcio

La ex mujer de James RodríguezDaniela Ospina, confesó tras desfilar para Joy Stazen Colombia Moda que no tiene ninguna intención de volver con el futbolista. El ex del Real Madrid ya forma parte del pasado en su vida amorosa, aunque seguirá estando muy presente en la educación de su hija Salomé. A pesar de que no estén juntos, no tiene intención de separarle de la pequeña.

“No hay posibilidad de reconciliación, eso ya está más que claro. James es una persona muy importante y seguirá siéndolo, en mi vida y en la de mi hija más que todo. Afronto esta nueva etapa con la mejor energía, estoy segura de que Dios tiene pensado lo mejor para mí”, aseguró a los medios de comunicación la colombiana después de desfilar para Joy Staz, en el que fue su debut sobre una pasarela.

Daniela Ospina tiene claro que la ruptura es definitiva. Han pasado mucho tiempo tratando de arreglar su matrimonio, roto desde hacía casi dos años. Y no ha sido posible. Volver a intentarlo más adelante sería una pérdida de tiempo y tanto ella como James son conscientes de ello, por lo que no se plantean que más adelante puedan volver a ser pareja. Eso sí, seguirán siendo buenos amigos y compartirán el peso de la educación de su hija en común, Salomé.

El trabajo, una de las causas de su divorcio

Por otro lado, Daniela Ospina comentó en qué fase se encuentra su proyecto de lanzar una marca propia en Colombia, un proyecto que ha sido parte importante también en el distanciamiento con James: “Llevo construyéndola aproximadamente un año y espero poder compartirla con todos vosotros en agosto. Será una sorpresa”, aseguró la colombiana, que aspira a convertirse en una influencer y diseñadora de renombre en su país.

De hecho, a James nunca le hizo gracia que se hiciera modelo y mucho menos que posara ligera de ropa, algo que provocó una gran bronca entre ambos cuando Daniela posó para Maxim. Fuentes cercanas a la familia Rodríguez Ospina habrían asegurado, según se publicó en Colombia, que James no se sintió cómodo al ver a Daniela en ropa interior, mostrando sus encantos a los hombres no sólo de toda Colombia, sino de todo el mundo. El jugador del Bayern es una persona muy tradicional y pidió a su mujer que no volviera a realizar una sesión de fotos tan subida de tono, aunque ella hizo caso omiso y continuó calentando las redes sociales.


Comenta con Facebook