¡Las mentiras más míticas de Aramís Fuster!


2016-09-04 16:09 Famosos Por: Mariano Sánchez

Aramís Fuster ha sido un personaje habitual de las televisiones. Desde hace años la hemos visto en todo tipo de situaciones a cada cual más extraña: declarando ante la policía, desmayándose en directo, rapándose el pelo delante de las cámaras o, recientemente, a las puertas de Telecinco tras ser dada de alta tras un supuesto intento de suicidio.  Todos estos años de popularidad le han valido para ser no sólo una de las videntes más conocidas, sino también hacerse popular por sus mentiras.

Sus falsos desmayos van ya con ella. No hay nada más característico de Aramís que sus extravagantes peinados y sus vahídos. La hemos visto en multitud de ocasiones hacer amago de desmayarse, para rápidamente reponerse. Algo que hace sospechar sobre la realidad de estos vahídos, además, casualmente, siempre tiene algo donde agarrarse.



Los intentos de suicidio, como el último que ha protagonizado hace escasas semanas, persiguen también a la pitonisa. No es la primera vez que Aramís intenta quitarse la vida. En total han sido tres ocasiones fallidas en las que ha querido despedirse de este mundo. La primera tras tomarse un bote de pastillas y uno de insulina, pretendía matarse tomando una Coca Cola Light y llevarse con ella a su gato y a su madre. Tuvo la suerte de que un reportero de Aquí hay tomate estaba presente y pudo evitar la desgracia. En otra ocasión, también en directo para Aquí hay tomate, anunció que se suicidaría muy pronto, pues era ella quien tenía el derecho de decidir sobre su vida y ya estaba cansada este mundo.

Su edad es otro de los misterios en torno a la figura de Aramís. Según la Wikipedia, la vidente tiene unos 62 años, pero ella afirma que tiene 689. Una edad que le ha permitido conocer otras época, aunque hubiera sido posible igualmente, porque también tiene la habilidad de viajar en el tiempo.

Y si todo ello no es suficiente, su profesión también despierta interrogantes. Aramís dice ser vidente, pero desde que cayó en la bancarrota se ofrece como dominatrix, algo que podría confirmar los rumores que decían que Aramís se dedicaba a la prostitución. Una vida rodeada de mentiras, que le acompañan hasta en sus peores momentos.


Comenta con Facebook