La lesión de rodilla que cambió la vida de Keylor Navas


2017-07-18 00:07 Deportistas Por: Mariano Sánchez

Todo el mundo sabe que Keylor Navas no conoció a su mujer, Andrea Salas, de una forma convencional. El portero costarricense lo hizo en una congregación evangélica a la que acudía dos veces por semana en Santa Ana. Acudir a ese lugar cambió su vida, y todo fue ‘gracias’ a una lesión de rodilla.

“Yo asisto al estudio bíblico porque Dios tocó mi corazón. He aprendido muchas de sus enseñanzas, me ha ayudado a salir adelante, a pasar las pruebas difíciles”, aseguró en cierta ocasión el guardameta del Real Madrid. Con “pruebas difíciles” se refería precisamente a la lesión de rodilla que sufrió durante su juventud, que le pudo dejar fuera del fútbol pero que finalmente cambió su vida en todos los sentidos, tanto a nivel profesional como a nivel personal.



Debido a esa lesión de rodilla el costarricense comenzó a acudir regularmente a la congregación en la que poco después conocería a una de las modelos, en ese momento, con peor reputación de Costa Rica. Andrea Salas acudió huyendo de una vida de desenfreno, con el objetivo de ordenar su cabeza y cambiar por completo. Una historia que bien podría estar sacada de una película, pero que fue real. Ahora han formado una preciosa familia y viven tranquilos y felices en la capital de España.



Comenta con Facebook