La independencia le juega una mala pasada a Messi


2017-11-06 10:11 Deportistas Por: Sergio Fernández

Leo Messi ha tomado una decisión que seguramente no siente demasiado bien a muchos aficionados culés separatistas. El argentino, que estaba trabajando en un proyecto empresarial en Sitges, ha decidido paralizar dicho proyecto hasta saber qué sucede con el proceso independentista catalán. 

La gran estrella del FC Barcelona, club de fútbol que se ha posicionado claramente a favor de la independencia de Cataluña, está bastante mosqueado con la situación política que hay en la comunidad catalana. Pero no sólo por la tensión que se respira en el ambiente y por las dudas, sino también porque le han chafado un negocio que tenía previsto abrir en Sitges, un Beach Club de la franquicia Playa Padre.



“El jugador ha decidido poner en barbecho su inversión. La situación económica y social en la región no es la mejor. Y abrir un local así requiere dejarse como mínimo medio millón antes de abrir”, aseguran fuentes cercanas al argentino al diario El Español. “No es sólo Messi el que ha parado su local de playa. Es que en Cataluña no se mueve nada. Las inversiones se han frenado en seco. Y ello incluye el mundo de la noche. La restauración de lujo es cara, y pagar elevados cánones para abrir en un ambiente de crisis no se ve viable”, continúa.

De esta forma, Leo Messi ha decidido ponerle freno a una inversión que le tenía muy ilusionado y con la que pretendía arrasar el próximo verano en Barcelona. De momento, el único Beach Club de Playa Padre en España se encuentra en Marbella. Veremos si Messi decide esperar a que se aclare la situación en Cataluña o se lanza a abrir su negocio en algún otro lugar de las costas españolas…


Comenta con Facebook