La ex de Cristiano Ronaldo protagoniza un escándalo al volante


2017-11-10 13:11 Deportistas Por: Sergio Fernández

La modelo rusa Irina Shayk, ex de Cristiano Ronaldo, se ha convertido en la comidilla de los medios de todo el mundo después de haber sido cazada dando clases de conducción en Los Ángeles con un calzado bastante inadecuado. La maniquí de 31 años fue pillada al volante con unas pantuflas de Gucci de 1.000 euros.

Las imágenes no han dejado a nadie indiferente. La modelo rusa está aprendiendo a conducir y parece ser que no quiere perder el glamour ni para poder pisar los pedales del coche de una forma más cómoda y sin riesgos. Y es que numerosos medios de comunicación la pillaron con unas pantuflas de 1.000 euros de la firma Gucci absolutamente fuera de lugar para la ocasión. ¡De locos!




Comenta con Facebook