La cena romántica de Cristiano en Mallorca


2017-07-29 16:07 Deportistas Por: Blanca Torres

Cristiano Ronaldo celebró una romántica cena con su pareja, Georgina Rodríguez, en la isla de Mallorca hace unos días. El futbolista del Real Madrid y su chica, embarazada de algo más de seis meses, disfrutaron de una noche solos en el Paseo Marítimo, concretamente en el restaurante Tapa Negra.

El jugador portugués y su novia reservaron mesa para dos el pasado jueves, y lo hicieron media hora antes de su llegada mediante una llamada telefónica y sin aportar sus verdaderos nombres para que no trascendiera su presencia. Fueron varios los clientes que reconocieron al jugador, según cuentan medios locales, pero en general la gente respetó la privacidad de la pareja y le dejaron cenar tranquilo.



A ello contribuyó el hecho de que les prepararan una mesa apartada del resto, en el lugar en el que habitualmente come el personal.  Por si acaso, dos miembros de seguridad esperaban en la barra atentos a cualquier irrupción indeseada de los fans. Cristiano quería discreción y estuvo encantado de que habilitaran este lugar para él y su chica. Es habitual que lo hagan también con otros famosos, ya que el local es frecuentado, especialmente en verano, por numerosos rostros conocidos.

Antes de dejar el lugar, Cristiano no tuvo inconvenientes en tomarse fotografías con los miembros del personal del restaurante y también con algunos seguidores presentes, especialmente niños que esperaron pacientemente a que el luso acabara de cenar para pedírselo. Él mismo pagó la cuenta y dejó casi tanta propina como había costado la cena. Un buen cliente. Todos quedaron encantados con la visita del futbolista, que se marchó del lugar satisfecho por una velada bonita y tranquila en la que pudo disfrutar de su amor y al mismo tiempo saborear los mejores platos de uno de los establecimientos más nombrados del Paseo Marítimo de Mallorca.

Cristiano cambió su modus operandi por vacaciones

Según desvela el entorno de Cristiano, el futbolista suele despistar a la prensa del corazón gracias a una táctica que viene siguiendo desde hace varios años, simple pero muy efectiva. Muchas veces el luso se ha visto traicionado por restaurantes en los que había reservado mesa. Hay establecimientos que, para ganar fama, prefieren ‘vender’ a sus clientes famosos que mantenerlos. Pero el luso ya no pica.

Y es que al parecer su modus operandi es reservar en diferentes establecimientos al mismo tiempo, de manera que en el último momento puede elegir si acude a uno o a otro. Sus colaboradores son los que le avisan de si hay fotógrafos o reporteros a las puertas de los respectivos locales y acude donde pueda estar libre de miradas indiscretas. Las filtraciones se han terminado de un tiempo a esta parte, ya que Cristiano ha ido dejando de ir a todos aquellos lugares en los que se ha sentido traicionado. En esta ocasión, directamente reservó con un nombre falso para que nadie pudiera filtrar que se encontraba allí y se armara revuelo.

En Madrid, dejó de ir a dos de los locales de más renombre

Cristiano Ronaldo ha eliminado de su lista de restaurantes habituales a dos clásicos de la capital de España, el Mesón Txistu y el Asador Donostiarra. El jugador luso no acude casi nunca a estos locales desde hace tiempo para evitar a la prensa. La presencia cada vez más alta de periodistas en ambos restaurantes ha hecho que el jugador prefiera apostar por lugares más discretos. Hace un tiempo, el portugués era un cliente habitual en ambos lugares, pero tras ser cazado por la prensa en varias ocasiones decidió cambiar de aires y ahora frecuenta otros locales menos conocidos pero también muy exclusivos por precio y calidad.


Comenta con Facebook