Kiko Hernández hizo llorar a Sálvame con el drama de sus hijas


2017-03-20 15:03 Televisión Por: Blanca Torres

Kiko Hernández regresó a Sálvame Deluxe el pasado sábado y lo hizo para contar la historia del nacimiento de sus hijas, Jimena y Abril. El colaborador provocó el llanto de sus compañeros con la dramática historia de las dos niñas, que nacieron prematuras, pero en especial por la primera, que estuvo cerca de morir.

“Las niñas nacieron prematuras porque Jimena comenzó a desprender la placenta. Mi gestante acudió al hospital porque sentía un dolor inusual. Le dijeron que si no nacían en una hora, las tres podrían morir”, explicó Kiko, que confesó sentirse muy triste por no haber podido estar en el parto. Cuando las vio por primera vez, no pudo evitar llorar: “Las niñas no pesaban ni un kilo cada una. Cabían en la palma de mi mano. Cuando las vi llenas de cables me puse a llorar”, señaló.



Y es que una de ellas, Jimena, nació con parada cardiorrespiratoria: “Me preparé para lo peor. Pensé que la iba a perder. Me lo pintaron muy, muy mal. Jimena luchó como una campeona. Todos los días cogía su mano y le hablaba”, continuó el colaborador, que criticó el sistema y el hecho de que la subrogación no esté permitida en nuestro país.

“Si no llego a ir con mi madre me habría vuelto loco allí solo, porque ha sido mucho sufrimiento. Es una vergüenza que alguien que quiera ser padre tenga que pasar por lo que yo he pasado y que el Gobierno se tape los ojos. Mi caso se complicó y lo he pasado muy mal a 11.000 kilómetros de mi casa y solo. Si hubiera tenido a mis seres queridos cerca, si lo hubiera podido hacer aquí, todo habría sido más fácil”, zanjó.

 

Más noticias sobre Sálvame, aquí: 

Mercedes Milá se lleva un doble tirón de orejas desde Sálvame

Mónica Hoyos se borra de Sálvame tras ser humillada

Sálvame Deluxe pagó una cantidad indecente a Alba Carrillo


Comenta con Facebook