Janet Capdevila, del convento al plató de Gran Hermano


2016-09-25 17:09 Televisión Por: Ana González

Janet Capdevila sintió la llamada de Dios cuando entró en el reality Quiero ser monja. Pero parece que su fe no era tan fuerte, porque la joven no ingresó en un convento al final de su paso por el programa de Cuatro. La televisión sí que ha sido más de gusto. La joven ha sorprendido a todos con su fichaje como comentarista en Gran Hermano.

Capdevila participó en el reality, que duró poco en la parrilla de Cuatro, junto con su hermana. Ambas afirmaban desear entrar en una congregación para servir a Dios. Ninguna tuvo éxito en su afán de religiosidad. Sin embargo, Janet sí que parece más atraída por los focos y las cámaras. Desde que pasara por el programa, ha sufrido un cambio radical. Ha cambiado el hábito por las faldas cortas, el maquillaje y la pasarela, pues ha llegado incluso a desfilar de forma profesional.



La monja-modelo ha sorprendido a todos en su primera aparición en GH Límite 48 Horas, donde la podremos ver como colaboradora. En su primera intervención ha dejado claro que no es la niña buena que podrían esperar. Janet dice que ya no le reza a Dios, sino al tiempo, aunque sí que quiere ser santa. Habrá que verla en el programa para saber si es una buena candidata a la santidad. 

Clica sobre la foto para ver la galería de
Janet Capdevila


Comenta con Facebook