Gran Hermano 17 arranca con una gran broma


2016-09-09 01:09 Televisión Por: Mariano Sánchez

Gran Hermano 17 ya está en marcha. El reality show arrancó en Telecinco como la edición de las falsas apariencias. Cada concursante escondía algún secreto que debía ocultar al resto, empezando por Miguel, el primero que puso pie en la casa y que se tragó que Mercedes Milá seguía siendo la presentadora. Todo formaba parte de una broma que se desveló al final de la gala.

Empezando por que la ex presentadora sí se despidió, entre lágrimas, del concurso tras ceder el testigo a Jorge Javier Vázquez. El nuevo presentador no tardó en dar una alegría a dos de las personas que estaban en plató, Noelia y Beatriz. Ambas se encontraban entre el público junto a otros muchos candidatos que no fueron elegidos para entrar en la casa. Ambas conocieron en directo que sí entraban al concurso.



Así, poco a poco fueron entrando concursantes, entre ellos parejas de amigos que al final de la noche descubrieron que el próximo jueves tendrán que separarse. Fue el caso de Meritxell y Laura, dos amigas de Barcelona, y de Fer y Cris, dos amigos de Cádiz. A cada concursante que entraba, Jorge Javier (o Jordi González, que también hizo acto de presencia para anunciar El Debate) les adjudicaba pruebas a cambio de pasar directamente a la final del concurso, algo que no era verdad.

Poco a poco, también, Jorge Javier empezó a adentrarnos en una de las grandes novedades de esta edición, el club de Gran Hermano. Un club con acceso restringido sin el cuál, según el presentador, no se podrá ser ganador del concurso. Además, a todos los concursantes se les entregó una caja que contiene una segunda vida, que puede devolverles al programa en caso de ser expulsados. Una noche muy intensa que da inicio a la aventura de la convivencia en directo. ¡Qué empiece el show!

Clica sobre la foto para ver la galería de
Conoce a los concursantes de GH17


Comenta con Facebook