El vicio que marcó la adolescencia de Cristiano Ronaldo


2016-09-23 00:09 Deportistas Por: Mariano Sánchez

Cristiano Ronaldo es en la actualidad el mejor futbolista del mundo y un ejemplo a seguir para todos aquellos que quieren triunfar en el mundo del deporte, tanto por su profesionalidad como por su dedicación. Sin embargo, cuando era adolescente tenía también otras cosas en qué pensar, entre ellas un gran vicio… ir a los ‘recreativos’.

Según cuenta el periodista Jaime Cravo, al futbolista del Real Madrid “le gustaba mucho jugar a las máquinas recreativas que había en un café al lado del estadio de Jose Alvalade”. En esa época, el crack luso estaba ya acomodado en el club lisboeta como uno de los canteranos más prometedores, pero además de dedicarse al fútbol, como muchos jóvenes, se pasaba muchas horas delante de una pantalla.



Bien en este salón recreativo o bien en la videoconsola, ya que Cristiano aprovechaba el dinero que ganaba jugando en Lisboa para darse algún capricho, además de para ayudar a su familia enviándoles el dinero a Madeira. Con el paso de los años, el gusto por los videojuegos fue disminuyendo y en la actualidad apenas le llaman la atención, al contrario de compañeros como Pepe o James Rodríguez.


Comenta con Facebook