El pasado inolvidable de la infancia de Keylor Navas


2017-03-17 00:03 Deportistas Por: Mariano Sánchez

El portero del Real Madrid Keylor Navas ha crecido como futbolista con el paso de los años. A sus 30, el costarricense es uno de los mejores porteros del mundo, pero hay algo que no ha cambiado en su vida: sigue disfrutando con las pequeñas cosas de la vida. Una de las aficiones que aprendió de niño fue la pesca, una práctica que todavía a día de hoy disfruta cuando tiene la ocasión…

“Mi papá y mi abuelo me llevaban a pescar. Nos íbamos a la playa, a los manglares, a pescar. Y eso lo recuerdo con gran cariño porque eran momentos que compartíamos en familia”, recuerda el guardameta, que en la actualidad no tiene el mismo tiempo que entonces para hacer este tipo de cosas, pero aun así siempre que puede hace alguna escapada para repetir sus actividades de la infancia.



“Ahora trato de hacer lo mismo. Trato de ir con toda la familia a la playa, hacer algún viaje, ir a una zona donde no haya restaurantes, donde no haya nada, para llevar la comida y hacer la caña allí (una barbacoa). Trato de ir a pescar con mi abuelo, mi papá, algunos amigos. Trato de recordar aquello con lo que crecí”, explica el cancerbero, una persona muy familiar y que ha sabido compaginar perfectamente la fama y el dinero con la humildad que le caracteriza.


Comenta con Facebook