El drama muy familiar que está viviendo en casa Cristiano Ronaldo


2017-10-12 11:10 Deportistas Por: Blanca Torres

La situación entre Dolores Aveiro y Georgina Rodríguez, la madre y la novia de Cristiano Ronaldo respectivamente, es mucho más grave de lo que parecía. Esto es al menos lo que aseguran en Portugal, donde publican, tras las imágenes de la madre del futbolista haciendo el vacío a Georgina, que ni siquiera se dirigen la palabra. Una situación idéntica a la que en el pasado se vivió con la ex de CR7, Irina Shayk.

A pesar de que públicamente mantienen el tipo, la escasez de complicidad y muestras de afecto entre ambas no ha hecho más que acentuar los rumores sobre una posible mala relación entre las dos mujeres más importantes en la vida de Cristiano (su hija aparte). El delantero del Real Madrid estaría viviendo un drama en casa al ver cómo dos personas a las que quiere tanto no consiguen encajar…



Una fuente cercana a la familia comentó con Correio da Manha la situación y desveló que hay pocas posibilidades de que se solucione a corto plazo: “No hay vuelta atrás. Georgina y Dolores han roto su relación y por más que se sientan una al lado de la otra para demostrar que todo está bien, la verdad es que no se hablan”, apuntó dicha fuente. Unas palabras que cuadran perfectamente con lo visto el pasado martes en Lisboa. La pregunta es… ¿Qué ha motivado este enfrentamiento?

Desde hace semanas se viene especulando con la posibilidad de que el nombre de la niña que espera Georgina sea la clave del enfado. Al parecer, Cristiano quería llamar Dolores a la pequeña y su madre estaba encantada, pero Gio no estaba de acuerdo y cerró la puerta a ese nombre desde el minuto 1. La niña se llamará Georgina, como ella, o en su defecto Ana María, como su madre. Una decisión que no habría sentado nada bien a Dolores, que estaba feliz por el homenaje que su hijo pretendía darle.

La madre de Cristiano no es la única en contra de Georgina

Cristiano Ronaldo Marisa Mendes han dejado de ser los amigos íntimos que fueron antes de que Georgina Rodríguez apareciera en la vida del futbolista. La hija del representante Jorge Mendes desapareció sin dejar rastro repentinamente en cuanto apareció Gio, y en Don Balón Rosa hemos sabido la razón.

Desde hace tiempo se ha venido apuntando a los celos de Georgina como una de las claves para que Marisa Mendes se alejara de Cristiano Ronaldo. Y en parte es cierto. A la novia del luso no le hacía ninguna gracia ver a una mujer tan guapa y exuberante como Marisa pegada todo el día al jugador del Real Madrid. Pero realmente no fue esa la razón por la que la ex community manager del luso se marchó de su lado. 

Según ha podido saber Don Balón Rosa, la principal razón por la que Marisa decidió apartarse de Cristiano Ronaldo fue su opinión sobre Georgina. Como amiga, desde el principio advirtió al futbolista de que llevara cuidado con ella. No confiaba en sus intenciones (y sigue sin hacerlo) y así se lo habría hecho saber a su amigo. La reacción de Cristiano fue defender a Georgina, como es de imaginar. En ese momento la amistad entre ambos se quebró. La sinceridad de Marisa fue una ofensa para el portugués, pero ¿quién quiere amigos que no se ‘mojen’?

A raíz de aquello, Marisa Mendes decidió tomar distancia y dejar que Cristiano Ronaldo se diera cuenta por sí solo de que no estaba con la mujer adecuada. En el círculo más íntimo del portugués creen que el verdadero ataque de celos fue de Marisa hacia Georgina. Con todo y con eso, a estas alturas Georgina se ha convertido ya en la futura madre del cuarto hijo del futbolista y en unos meses se convertirá, salvo que algo cambie próximamente, en su esposa. El jugador del Real Madrid sigue teniendo confianza ciega en Gio, aunque también echa de menos a su amiga.


Comenta con Facebook