El dildo de la suerte de Lady Di


2016-08-16 17:08 Celebrities Por: Ana González

Lady Di sigue dando que hablar incluso después de su muerte. Todavía siguen saliendo a la luz noticias y secretos de la princesa que la han acabado convirtiendo en una leyenda. El último en hablar ha sido su guardaespaldas Ken Wharfe, quien ha escrito un libro sobre Diana de GalesDiana: a closely guardad secret.

De todo lo que desvela Wharfe, llama la atención el objeto que tenía Diana a modo de amuleto. La princesa ponía toda su confianza en un dildo, del que dependía que las cosas salieran mal o bien. Un artilugio para atraer la suerte que tendría su origen en una broma de su propia hermana.



La hermana de Lady Di lo escondió en su bolso para que ésta diera con ello por sorpresa. Tras una reunión con Jacques Chirac, la princesa se encontró con el dildo entre sus cosas, algo que le pareció de lo más divertido y desde ese momento lo convirtió en su amuleto de la suerte.

Tal importancia le daba Diana a su dildo que, en una ocasión de viaje oficial en Nepal lo olvidó en Londres, por lo que hizo que se lo mandaran por valija internacional a la embajada de Katmandú. Los diplomáticos quedaron horrorizados con ello, pero por cortesía nadie dijo nada.

El vibrador se convirtió en un objeto fundamental para ella, así se lo confesó a su guardaespaldas. Recorrió junto a la princesa todo el mundo e, incluso, tenía su propio nombre: "Le gadget".

También ha contado Wharfe el prototipo de hombre que atraían a la princesa. Nada que ver su marido, a Diana le gustaban los hombres altos y guapos, preferiblemente uniformados. Un detalle el del uniforme que la volvía loca. Tanto le gustaban los hombres así, que, incluso, su hijo bromeaba con la posibilidad de que le gustara su propio guardaespaldas. Éste llego a verla desnuda en una ocasión también debido a una broma de su hijo, quien le quitó la toalla, mientras ésta planchaba la camisa de su hombre de confianza.

Una relación de lo más cercana, llena de anécdotas y recuerdos, que le permitió a Wharfe conocer a la princesa y a sus secretos, que ahora dejan de serlo para ver la luz pública. 


Comenta con Facebook