El día que el hermano de Morata le salvó la vida


2017-11-04 10:11 Deportistas Por: Sergio Fernández

Álvaro Morata es, como tantos otros cracks del fútbol, también un apasionado del mundo del motor. En una entrevista a la revista 'The Red Bulletin' en su número del pasado julio, Morata se abre sobre su pasión, asegurando que "no se habla de otra cosa" en los vestuarios con los colegas y definiéndose a sí mismo, ni corto ni perezoso, como "un buen conductor".

Sin embargo, nos hemos enterado de una historia no tan alegre...



Sucedió un día que se dirigía a entrenar. Llovía mucho, y la visibilidad era reducida. De repente, el coche que circulaba delante suyo frenó en seco, obligándole a él también a frenar... con tan mala suerte que su coche derrapó y comenzó a dar vueltas. Un camión que venía detrás por poco se lo lleva por delante. Y, aunque todo quedó en un gran susto, Morata quedó tan conmocionado que ese día no se sintió fuerte para jugar.

Y fue en ese momento, relata Morata, cuando se dio cuenta de lo importante que había sido el curso de conducción al que había asistido, impartido por su propio hermano. Ahí fue donde Morata aprendió a reaccionar en circunstancias extremas en carretera que, aunque muy improbables, dado el caso podrían pasarnos a todos. Fue su hermano quien le enseñó a reaccionar cuando el coche se te va, a cómo controlar el volante...

Mejor no pensar en qué habría pasado de no haber asistido Morata a ese curso, pero no es exagerado decir que su hermano, sin duda, y todo lo que le enseñó, bien actuaron como sus ángeles de la guarda...


Comenta con Facebook