¡Cristiano y Georgina no han dejado de hacerlo por el embarazo!


2017-07-30 00:07 Deportistas Por: Blanca Torres

No, no seáis malpensados. Nos referimos a que Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez no han dejado de entrenar juntos a pesar de que la novia del futbolista del Real Madrid está embarazada. Así lo asegura la prensa mallorquina, después de que la pareja fuera cazada en el gimnasio del hotel de Calvià (Mallorca) en el que se ha alojado en los últimos días, antes de regresar a la capital de España.

La pareja acudió a entrenar a última hora de la tarde, según una información publicada en el Diario de Mallorca. A eso de las 20:30 horas, ambos acudieron al gimnasio para ejercitarse un poquito. Los dos vestían prensas ajustadas de color oscuro, él pantalón corto y ella mallas. Además, Cristiano lucía una gorra de béisbol para intentar que no se le reconociera. 



El futbolista estuvo en la bicicleta estática y Georgina se subió a la máquina de remo. Los presentes aseguran que no dejaron de hablar en ningún momento y de pasarlo bien a pesar del esfuerzo, y también cuentan que les llamó la atención que la mujer parecía llevar la voz cantante. Tras el calentamiento, Cristiano se subió a la cinta de correr y Georgina hizo unas pesas, antes de marcharse a la ducha y a relajarse. Un rato en el gimnasio que se ha convertido en noticia.

Además de entrenar, tuvieron tiempo para salir a cenar

Cristiano Ronaldo celebró una romántica cena con su pareja, Georgina, en Mallorca hace unos días, tal y como desveló la prensa local. El futbolista del Real Madrid y su chica, embarazada de algo más de seis meses, disfrutaron de una noche en el Paseo Marítimo de Palma de Mallorca, concretamente en el restaurante Tapa Negra.

El jugador portugués y su novia reservaron mesa para dos el pasado jueves, y lo hicieron media hora antes de su llegada mediante una llamada telefónica y sin aportar sus verdaderos nombres para que no trascendiera su presencia. Fueron varios los clientes que reconocieron al jugador, según cuentan medios locales, pero en general la gente respetó la privacidad de la pareja y le dejaron cenar tranquilo.

A ello contribuyó el hecho de que les prepararan una mesa apartada del resto, en el lugar en el que habitualmente come el personal. Por si acaso, dos miembros de seguridad esperaban en la barra atentos a cualquier irrupción indeseada de los fans. Cristiano quería discreción y estuvo encantado de que habilitaran este lugar para él y su chica. Es habitual que lo hagan también con otros famosos, ya que el local es frecuentado, especialmente en verano, por numerosos rostros conocidos.

Antes de dejar el lugar, Cristiano no tuvo inconvenientes en tomarse fotografías con los miembros del personal del restaurante y también con algunos seguidores presentes, especialmente niños que esperaron pacientemente a que el luso acabara de cenar para pedírselo. Él mismo pagó la cuenta y dejó casi tanta propina como había costado la cena. Un buen cliente. Todos quedaron encantados con la visita del futbolista, que se marchó del lugar satisfecho por una velada bonita y tranquila en la que pudo disfrutar de su amor y al mismo tiempo saborear los mejores platos de uno de los establecimientos más nombrados de la zona.

Georgina debutó recientemente como modelo

La novia de Cristiano Ronaldo protagonizó hace unos días su primer editorial de moda para la revista Woman. La joven modelo lució diferentes modelos relacionados con el mundo del ballet, del que procede.

Georgina siguió para esta sesión de fotos, la primera de su carrera profesional, la táctica Irina. Ésta consiste en ocultar la tripa para que nadie note que está embarazada. Aunque en este momento ya sabe todo el mundo que está esperando su primer hijo con Cristiano Ronaldo, cuando se tomó estas fotos era un secreto que pretendía ocultar el mayor tiempo posible.


Comenta con Facebook