Cristiano Ronaldo pone los puntos sobre las íes a su madre


2017-10-19 12:10 Deportistas Por: Sergio Fernández

Cristiano Ronaldo ha tomado una decisión: no va a permitir que su relación con Georgina Rodríguez se vaya al garete por intromisiones de su familia. El futbolista portugués no quiere cometer el mismo error que cometió con Irina Shayk, y por este motivo ha tomado partido por su novia, según ha sabido Don Balón Rosa, en su pequeño roce con Dolores Aveiro. El luso no dejará que nadie dirija su vida.

Desde hace unas semanas se viene hablando de un enfrentamiento entre Georgina Rodríguez y la madre del jugador del Real Madrid. El problema se habría generado cuando la joven se opuso a que la niña que está esperando lleve el nombre de su abuela, tal y como Cristiano había propuesto inicialmente. Esta decisión cambió la imagen que Dolores tenía de Georgina, según apuntan en Portugal. No hemos podido confirmar que sea ésa la razón de su tensa relación actual, pero lo que sí hemos sabido es que Cristiano ha parado los pies a su madre.



El futbolista del Real Madrid lo pasó muy mal en el pasado con Irina Shayk y su mala relación con su familia, a la que antepuso en todo momento a su relación. Ahora, ya en frío, se ha dado cuenta de que cometió un error. Y no piensa tropezar dos veces con la misma piedra. Por eso, ha pedido a su madre que intente aceptar a Georgina porque su intención es convertirla en su esposa y porque quiere criar con ella al bebé que están esperando juntos. Pretende que sea la mujer definitiva en su vida.

Cristiano quiere mucho a su madre, pero se ha dado cuenta de lo mucho que le perjudicó la relación que tiene con ella en su relación, valga la redundancia, con Irina Shayk. El portugués sabe que de no haber sido por su madre probablemente a estas alturas seguiría con la modelo rusa. Y aunque ahora es feliz con Georgina, también cree que el dolor que sufrió cuando rompió con Irina resultó innecesario.

El incidente que rompió la relación de Cristiano e Irina

Cristiano Ronaldo e Irina Shayk terminaron hace ya casi tres años con su relación. El futbolista del Real Madrid y la modelo rusa atravesaban una crisis, pero lo que nunca se había contado es qué fue lo que precipitó finalmente el adiós: un problema por ‘culpa’ de Dolores Aveiro, la madre del portugués. Así lo aseguró Correio da Manha.

El problema llegó cuando Irina se negó a acudir a la celebración del 60 cumpleaños de Dolores, a la que Cristiano quería acudir sí o sí: “Ronaldo quería darle una sorpresa a su madre. Como había pasado la Navidad junto a Irina en Dubai se esperaba que regresara para el cumpleaños de su madre, pero Irina no quiso. Tuvieron una discusión tan fuerte que al final terminó pasando la última noche del año a solas con su hijo”, afirmó una fuente cercana a la familia Aveiro

La discusión fue, al parecer, la gota que colmó el vaso. Sobre todo cuando Irina atacó a la madre del crack madridista, que al parecer llevaba meses haciéndole la vida imposible: “Irina se puso en contra de Dolores, y Ronaldo tomó partido por su madre. Pero obviamente eso simplemente fue la gota que colmó el vaso. Apenas se habían visto en los últimos meses”, concluyó la misma fuente. Una situación delicada que Cristiano no supo soportar. Irina posteriormente acusó al luso de infidelidades, pero la realidad parece que fue otra. Con el paso del tiempo, Cristiano se ha dado cuenta de que la rusa no mentía y, aunque con tacto, pretende alejar a su madre de su relación con Georgina para que no le vuelva a pasar lo mismo.


Comenta con Facebook