Cristiano confesó un delito que cometió durante su adolescencia


2017-11-11 00:11 Deportistas Por: Sergio Fernández

Cristiano Ronaldo confesó en una entrevista hace unos meses un delito que cometió cuando era apenas un niño. Fue en sus inicios en el Sporting de Portugal, donde coincidió con su buen amigo José Semedo, cuando el luso empezó a escaparse de la residencia del club lisboeta para colarse en un gimnasio a entrenar por las noches.

“El físico se puede ganar con trabajo, y con mi amigo Semedo, que juega en el Sheffield Wednesday, le propuse ir al gimnasio. Íbamos todas las noches, el gimnasio estaba cerrado y estaba prohibido, pero nos colábamos por el techo. Cuando volvíamos la seguridad se chivaba al responsable de la residencia y nos castigaban. Pero nos daba igual porque sabíamos que eso nos iba a dar más potencial. Así fue como gané cuerpo porque me machaqué. Así empezó todo”, recuerda Cristiano.



Unas palabras que reflejan que el futbolista del Real Madrid no ha tenido nunca escrúpulos a la hora de ser el mejor. Cristiano sabe que no estaba haciendo algo moralmente correcto, pero a la postre eso le ayudó a convertirse en la bestia que es ahora, y en uno de los mejores jugadores de la historia. Si no hubiera podido competir con los niños mayores, quizá no habría llegado donde está…


Comenta con Facebook